La cocina de la narrativa

Las acotaciones en narrativa

Las acotaciones en narrativa

En narrativa, las acotaciones no son un asunto menor que haya que dejar al libre albedrío e interpretación del lector. Al contrario de lo que muchos escritores noveles parecen tener por bueno, las acotaciones están sujetas a unas normas y a una estructura muy clara y muy sencilla.

Según la Real Academia de la Lengua, en narrativa, las intervenciones de cada uno de los personajes deben ir normalmente en líneas distintas y precedidos de una raya o guion largo (—). Además nos recuerda que no debe dejarse espacio entre este guion largo o raya y la primera palabra del diálogo que introduce.

En lo que se refiere a las acotaciones (esas indicaciones que hace el autor para comentar, precisar o matizar las intervenciones de los personajes), la RAE indica que «Se escriben dos rayas, una de apertura y otra de cierre, cuando las palabras del narrador interrumpen la intervención del personaje y esta continúa inmediatamente después». Por lo que la raya de cierre no será necesaria si tras la acotación del narrador no prosigue el diálogo del personaje.

Cuando la intervención del narrador vaya introducida por un verbo de habla o eventualmente asimilable (dijo, comentó, explicó, intervino, sentenció, protestó, tronó, ladró…), debe iniciarse en minúscula aunque el diálogo que le precede termine con un signo de puntuación que tenga valor de punto, como el signo de cierre de interrogación o de exclamación. Y añade la RAE: «Si la intervención del personaje continúa tras las palabras del narrador, el signo de puntuación que corresponda al enunciado interrumpido se debe colocar tras la raya que cierra el inciso del narrador»

En el caso de que la intervención del narrador no venga introducida por un verbo de habla, el diálogo del personaje se cerrará con punto, por lo que el inciso del narrador comenzará necesariamente con mayúscula. Dice la RAE: «Si tras el comentario del narrador continúa el parlamento del personaje, el punto que marca el fin del inciso narrativo se escribe tras la raya de cierre», es decir, y tomadlo como regla nemotécnica: “raya y punto”.

Por último, para aquellos casos en que tras el inciso del narrador deban seguir dos puntos, explica la RAE: «…estos se escriben también tras la raya de cierre».

En esta imagen se pueden apreciar los casos más comunes de las acotaciones en narrativa:

Las acotaciones en narrativa. Fragmento de "El médico", de Noah Gordon. Las acotaciones en narrativa.
Fragmento de “El médico”, de Noah Gordon

En (1) tenemos una acotación del narrador que viene tras un signo de cierre de interrogación pero se escribe con minúscula inicial por venir introducido por un verbo de habla o que, en cualquier caso, matiza la forma de esa habla.

En (2) tenemos el punto de cierre que corresponde a la frase previa a la acotación (introducida por un verbo de habla), tras la propia acotación.

En (3) tenemos un inciso del narrador introducido por un verbo que no es de habla, por lo que la frase previa se cierra con punto y el inciso comienza con mayúscula.

En (4) tenemos el punto tras el guion de cierre de la acotación (“guion y punto”)

 
Para saber más, consultad el manual definitivo para escribir las acotaciones correctamente, editado por Scribere Editores.

Las acotaciones en narrativa

Víctor J. Sanz

Artículos relacionados

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

20 Comentarios

  • Ludovica HD
    Septiembre 17th, 2014 · Responder

    Gracias, Victor, ¡por fin lo veo claro! voy a pegarlo en mi mesa de trabajo…

    • victorjsanz
      Septiembre 17th, 2014 · Responder

      Hola, Ludovica.
      Es un honor tu visita y tu comentario.
      ¡Gracias!

      • Greed
        Septiembre 16th, 2016 · Responder

        Te agradezco mucho por el aporte, me has ayudado mucho,mucho.

        • victorjsanz
          Septiembre 16th, 2016 · Responder

          Hola, Greed:

          Gracias por participar.
          Me alegro mucho de haber sido de ayuda.
          Saludos y suerte con las letras.

  • Toni
    Septiembre 18th, 2014 · Responder

    Muy interesante. Me recuerdo una vez con una novela en la mano anotando estas cosas para fijarlas e incorporarlas luego a la hora de escribir. Y volviendo una y otra vez cada vez que me surgía una duda, que no fueron pocas. Luego te encuentras, por ejemplo, con Carver y su relato “Leña”, se pasa las acotaciones por el forro y queda como Dios. Pero es Carver, claro. Me parece una entrada muy práctica y acertada. ¡Un saludo!

    • victorjsanz
      Septiembre 18th, 2014 · Responder

      Hola, Toni.
      Muchas gracias por tu visita y por tus palabras.
      La verdad es que parece que una vez llegado a cierto punto, hay autores que se sueltan las amarras de las normas a las que, tal vez, nunca se sometieron de buen grado.
      Saludos.

  • Jose Vega
    Septiembre 21st, 2014 · Responder

    Muy instructivo, Víctor y muy acertada la imagen para ilustrar lo que explicas. Gracias.

    • victorjsanz
      Septiembre 21st, 2014 · Responder

      Hola, José. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario.

  • Karlos
    Junio 27th, 2015 · Responder

    ¿Y si el inciso se produce en un lugar donde no deben ir signos de puntuación? Por ejemplo:
    -Me siento -tosió- bastante peor.
    O:
    -Me siento -Tosió- bastante peor.

    Gracias.

    • victorjsanz
      Junio 27th, 2015 · Responder

      Hola, Karlos:
      Gracias por participar.
      El ejemplo que pones lo veo así:
      —Me siento… —tosió—, bastante peor.

      Si tosió no lo pudo hacer mientras hablaba, de lo que se deduce que tuvo que hacer una pausa, esa pausa yo la interpreto así.

      Espero haberte ayudado.
      Saludos.

  • Lily
    Junio 28th, 2015 · Responder

    ¡Gracias! 😀 al fin me ha quedado claro, muchas gracias 😀

    • victorjsanz
      Junio 28th, 2015 · Responder

      Hola, Lily:
      Gracias por la visita y por participar.
      Saludos.

  • ludico ognimod
    Junio 28th, 2015 · Responder

    Agradecido por tan valiosa información, espero pueda usted exponer otros temas similares. Saludos.

    • victorjsanz
      Junio 28th, 2015 · Responder

      Hola, Ludico:
      Muchas gracias por la visita y el comentario.
      Efectivamente, ya hay muchos artículos en el blog con información similar, pero habrá más cada vez, esté atento, no se lo pierda 😉
      Saludos.

  • Aurora María Posada
    Junio 28th, 2015 · Responder

    Encantada q me incluyan

    • victorjsanz
      Junio 28th, 2015 · Responder

      Hola, Aurora:
      Gracias por participar.
      Saludos

  • Adolfi
    Septiembre 3rd, 2015 · Responder

    Tengo una duda. La barra larga se puede cerrar en el dialolo?. Por ejemplo: “-Europa” no se cierra, al igual que la mayoria de dialogos, pero si los cierro, ocurre algún problema, por ej. “-Europa -“…

    • victorjsanz
      Septiembre 4th, 2015 · Responder

      Hola, Adolfi:

      Gracias por participar.

      Los diálogos y sus acotaciones no se cierran nunca salvo que tras la raya de cierra y justo a continuación prosiga uno u otra.

      Saludos.

  • Ramón Somoza
    Febrero 6th, 2016 · Responder

    Un artículo muy interesante, Víctor. Sin duda le vendrá muy bien a todos los que tienen dudas sobre las acotaciones en narrativa.

    No obstante, hay que resaltar que estas acotaciones son específicas del español, puesto que son diferentes en otros idiomas. Yo escribí un breve artículo sobre el tema en http:/ramon.somoza.name/curiosidades-en-la-puntuacion-internacional-de-los-dialogos/

    • victorjsanz
      Febrero 6th, 2016 · Responder

      Hola, Ramón:

      Muchas gracias por tu visita y por participar.
      Obviamente me dirijo a autores en castellano, claro.
      Lo de las acotaciones en otros idiomas, como curiosidad está bien. Y, por supuesto, si escribes en esos otros idiomas.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios