Revisión estructural, estética y funcional

¿Has comprobado si tu manuscrito se corresponde con tu idea?

Es posible que, aunque tengamos muy claro lo que queremos exponer, no consigamos decirlo con claridad o con el orden adecuado.

Las ideas pueden surgir con facilidad, pero también es posible que cueste un poco más exponerlas de forma clara y ordenada.

La mirada del autor no siempre es capaz de revelar lo que puede estar fallando en un texto, lo que puede complicar la lectura o la comprensión de los argumentos sobre los que se basa su trabajo.

Pero una mirada ajena y con los conocimientos y la experiencia necesarios puede desvelar las carencias y las desconexiones que pudiera tener el texto.

¿Hablamos?