Informe de valoración comercial de una novela, ¿en serio?

Informe de valoración comercial de una novela, ¿en serio? ►

Informe de valoración comercialEn Internet se ofrecen muchos servicios a escritores. Son servicios de todo tipo, revisión, corrección, asesoramiento, talleres de formación, reseñas, informes de lectura…, y los ofrecen pequeñas editoriales, profesionales independientes, empresas, entidades de formación… Y cada uno lo hace poniendo el foco en aquello que resulta más de su interés.

Hay pequeñas editoriales que ofrecen paquetes de edición por un “módico precio”, y entre los servicios que incluyen se encuentra el del “Informe de valoración comercial”. Bueno, parece lógico que una editorial tenga cierta visión sobre lo que pueda o no llegar a venderse y en qué medida.  Y no parece menos lógico que tengan cierto interés en anticiparse al posible resultado económico de sus operaciones. Pero yo me pregunto cuál es la percepción que puede tener un escritor de este servicio y sus fines, y de su obra en ese contexto. Aquellos que escriben para ser leídos no podrán encontrarse muy cómodos en este enfoque de su trabajo, mucho menos cómodos desde luego que aquellos que conceden prioridad a las ventas sobre la calidad o sobre los propios lectores.

¿Realmente es un buen argumento de venta de servicios este “informe de valoración comercial”? Aunque no sea estrictamente así, en cierto modo, a un autor podría darle un poco igual si su trabajo se vende más o menos. Pero claro, cuando lo anuncia una editorial que lo que quiere es venderle al autor sus servicios y que él se haga cargo de buena parte de los costes, cuando no de todos, parece bastante lógico que utilicen ese argumento de ventas, al fin y al cabo no se están dirigiendo al autor, sino al inversor que costea la publicación. Un inversor que además de haber escrito un libro, tiene que cargar con los costes de su publicación y de lo que solo le cabe esperar un porcentaje y no siempre muy alto.

Si a esto unimos la flagrante falta de profesionalidad a que en ocasiones se expone el autor, ya tenemos el cóctel completo.

Para empezar, creo que desde que uno tiene que pagar para que publiquen sus libros, ningún precio es módico, y ningún servicio en esa línea ayudaría a ningún autor a destacar entre otros muchos que pudieran hacer frente al mismo coste.

Y tú, ¿qué opinas de los “informes de valoración comercial” previos que ofrecen las editoriales cuyo negocio reside más en el autor que en el lector?