“A 500 por hora”, la historia de Enrique Cido, profesional de la política

Nace una nueva sección de ficción que llevará por título "A 500 por hora" y en la que se contarán las andanzas de un peculiar personaje, un hombre de negocios dedicado al negocio de la política. Su nombre Enrique Cido y su campo de acción es cualquier escenario en el que fluya el dinero ajeno, en particular el dinero público, por el que siente una verdadera atracción. "A 500 por hora". Nueva sección de ficción. "A 500 por hora", donde se contará la vida de Enrique Cido, un hombre de negocios dedicado al negocio de la política.Nace una nueva sección de ficción que llevará por título “A 500 por hora” y en la que se contará la vida de un peculiar personaje, un hombre de negocios dedicado al negocio de la política. Su nombre, Enrique Cido y su campo de acción es cualquier escenario en el que fluya cualquier suma de dinero que pueda acabar en su bolsillo. No le importa demasiado el origen del dinero siempre que él pueda colocarse cerca del destino del mismo. Siente especial preferencia por el dinero público, al que considera más asequible porque “no tiene dueño” que pueda quejarse.

Nace una nueva sección de ficción: “A 500 por hora”, donde se contará la vida de Enrique Cido, un hombre de negocios dedicado al negocio de la política.

Enrique Cido, es un hombre joven que alcanzó la edad adulta en plena cultura del “pelotazo” y, como tantos otros de su generación, se metió en política guiado por una sola idea, la de forrarse. Su principal meta es llegar a ganar, no importa cómo, no importa sobre quién, la cantidad de 500 euros por hora. Según sus cálculos, un solo año de trabajo a ese ritmo le bastará para retirarse de los negocios para siempre.

Enrique Cido ocupa una concejalía en el ayuntamiento de un pequeño pueblo de provincias y comparte un despacho no muy grande con otro concejal no muy pequeño que además es del partido de la oposición.

Muy pronto el primer capítulo.