El enemigo silencioso y mortal del autor novel

enemigo silencioso y mortal del autor novelEl enemigo silencioso y mortal del autor novel es tan peligroso que ni siquiera él mismo conoce su identidad ni las terribles consecuencias de su trabajo.

El enemigo silencioso y mortal del autor novel suele adoptar la apariencia de amigo o familiar del propio autor, y su principal y demoledora técnica de ataque consiste en acribillarlo a alabanzas, elogios, adulaciones, enaltecimientos y glorificaciones que hacen sonrojar a unos señores suecos que otorgan cada año un premio muy importante, hasta el punto de que perecen ahogados en un mar de dudas y remordimientos. Se calcula que al menos uno de estos suecos perece de tan terrible manera por cada ráfaga de ovaciones del amigo o familiar del autor novel.

Esta es, sin duda, una de las peores cosas que le puede ocurrir a un autor novel. La avalancha de felicitaciones por su escritura, especialmente cuando proviene de amigos y familiares que, en el mejor de los casos, no pasan de ser lectores y, en el peor de los casos nunca podrán emitir una opinión enteramente objetiva, no es otra cosa que una bomba de tiempo cuya cuenta atrás se inicia en el momento en que se dispara la primera felicitación y que puede explotarle en cualquier momento al autor en las narices.

Con todo, existe un ataque aún más mortífero de este enemigo silencioso del autor novel. Y es el que ejecuta en público. El enemigo del autor novel adopta en estas circunstancias la apariencia de un desconocido, para lo que se vale de un bigote postizo que lo hace irreconocible para el ojo poco experto.

enemigo silencioso y mortal del autor novel

enemigo silencioso y mortal del autor novelSu técnica es tan simple como letal: haciéndose pasar por ese desconocido del bigote que tanto se parece al amigo del autor, se acerca sigilosamente a la página de Amazon donde se encuentra la obra a la venta y se derrama sobre ella en alabanzas, loas, aplausos y valoraciones de cinco estrellas.

Los daños colaterales de este vil proceder son incalculables, pero se sabe que afecta a muchas personas. La primera víctima es, indudablemente, el propio autor novel que, desde tan alto donde lo han aupado, todo el camino que tiene por delante es hacia abajo. Esto puede convertirse en fuente inagotable de frustración y abandono de todo intento ulterior de ganarse un espacio en el mundo de las letras.

enemigo silencioso y mortal del autor novelLa segunda víctima es todo aquel autor, novel o no, que consigue producir obras de cierta calidad, y que irremisiblemente se hundirán tras chocar contra los icebergs pululantes en que se convierten estos aludes de amiguismo.

La tercera víctima, pero la más importante y la más numerosa, es el lector, que una vez más vuelve a ser engañado y defraudado por una obra de la que se dicen muchas bondades, pero cuando se queda uno a solas con ella, resulta ser un cadáver envuelto para regalo por ese enemigo silencioso y mortal del autor novel.

Como consecuencia de todo esto, el autor novel es empujado hasta el borde del acantilado y puesto en el brete de dar un paso hacia adelante con su próxima obra.

El enemigo silencioso y mortal del autor novel

© Víctor J. Sanz

El escritor ha llegado a su localidad

¡Ha llegado a su localidad eeel escritor!

Escribir no es cosa fácil. Un@ no se levanta y se pone a escribir así como así, bueno, los escritores sí, aunque no todos. Incluso hay gente que madruga y mucho… ¡para escribir! Créanme. Pero también hay quienes remolonean en la cama, porque pueden. Otros remolonean sentados frente a su ordenador porque quieren —redes sociales creo que lo llaman—. También hay quienes a pesar de todos los estímulos exteriores se dejan seducir antes y mejor por el estímulo de escribir ficción, que no es nada despreciable. La periodista y escritora Teresa Viejo, por ejemplo, afirma que escribir ficción es el juego más perverso y adictivo que conoce. Para cada quien será de una manera, un sentimiento distinto, una necesidad diferente, pero hay quien se dedica a escribir, eso es seguro. Y, ¿para qué?, se preguntarán muchos, si no se lee tanto como se escribe. Como quiera que escribir es, en la mayoría de los escritores, además de un placer, una necesidad, se seguirá escribiendo, por más que exista o aumente incluso esa diferencia entre lo escrito y lo leído.

Pues créanme si les digo que además de luchar contra esa desaconsejable costumbre de no leer, los autores deben lidiar contra otra amenaza yo diría que hasta más peligrosa. Me refiero a la forma en que algunos escritores deciden comercializar sus creaciones, concretamente en la plataforma digital Amazon. Hay quienes lo hacen de una forma tan parecida al regalo que dan escalofríos. Y yo me pregunto, ¿en tan poco valoran el fruto de su trabajo intelectual?, ¿cómo pretender que el lector valore el trabajo del escritor si él mismo lo valora en tan poco?

Fuera ya de la oferta de lo que no es lectura propiamente dicha, es decir, fuera de los libros más vendidos, el cine, la TV, las redes sociales, las redes antisociales…; es tan grande la oferta de lectura a un precio “tan competitivo” que el lector tiene verdaderamente difícil discernir entre quienes publican a precios tan bajos como el valor de su obra y quienes lo hacen así pensando erróneamente que se trata de una buena estrategia e incluso dedican esfuerzos realmente grandes a difundir sus obras en las redes sociales bajo la fórmula “mi libro por solo  1 €uro“.

El escritor ha llegado a su localidad

Tal es la proliferación de este perfil de escritor que en tan poco valora el arte de la creación literaria, que me cuesta hercúleos esfuerzos creer que todavía ninguno de ellos haya lanzado abiertamente a explotar la técnica comercial del afilador, esto es, el volante en una mano y el megáfono en la otra, barrio por barrio, y pueblo por pueblo, anunciando sus libros, como el afilador anuncia sus servicios.

¡Ha llegado a su localidad, eeel escritor!, relatos, cuentos, novelas, poemas, ¡eeel escritor!

Quizás me equivoque y muchos ya hayan iniciado ese camino. Cuando lo hagan el lector estará de enhorabuena ya que gracias a ello tendrá más fácil discernir entre unos escritores y otros y así, elegir en conciencia. Lo que parece indudable, se mire como se mire, es que vender los libros al precio mínimo (sigo preguntándome qué pasaría si no hubiera un mínimo), no hace sino denigrar el oficio de escritor y, por extensión, a quienes nos empeñamos en hacer de él algo digno.

Víctor J. Sanz

No tengo Kindle

No tengo Kindle. Si tus indagaciones sobre libros siempre acaban con la frase "Sí, pero yo no tengo Kindle", echa un vistazo a estas aplicaciones. Si quieres, puedes leer los libros de Amazon en el pc, en el mac, en una tablet o en un smartphone. Para pc/mac, existe incluso una herramienta que trabaja sobre Google Chrome (Google Play Books) y que permite leer los libros directamente en el navegador. Lo tienes muy fácil, son herramientas gratuitas y se instalan fácilmente. Vas a tener que buscar otra excusa para no leer libros electrónicos de Amazon.Para todos aquellos que se sienten atraídos por libros publicados en Amazon pero no dispongan de un lector Kindle, no desistáis tan pronto. Amazon se ha preocupado de poner a disposición de todo el mundo y de forma gratuita, aplicaciones para que todo tipo de soporte pueda mostrar el contenido de sus libros digitales.

Si tus indagaciones sobre libros electrónicos acaban siempre con un: Sí, pero es que yo no tengo Kindle, probablemente no sabes que puedes leer los ebooks de Amazon en cualquier dispositivo.

Si tus indagaciones sobre libros siempre acaban con la frase “Sí, pero yo no tengo Kindle”, echa un vistazo a estas aplicaciones. Si quieres, puedes leer los libros de Amazon en el pc, en el mac, en una tablet o en un smartphone. Para pc/mac, existe incluso una herramienta que trabaja sobre Google Chrome (Google Play Books) y que permite leer los libros directamente en el navegador. Lo tienes muy fácil, son herramientas gratuitas y se instalan fácilmente. Vas a tener que buscar otra excusa para no leer libros electrónicos de Amazon.

Todo lo que necesitas para leer libros publicados en Amazon es, una cuenta de usuario y al menos una de las aplicaciones mencionadas antes. Si te descargas e instalas varias de ellas, lo tendrás todavía más fácil, ya que se sincronizarán los contenidos a través de tu cuenta y podrás leer en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier posición. Querer es poder. ¡Hala!, a leer.

Sobre el precio de los libros electrónicos autoeditados

libros electrónicos. Si las plataformas digitales no impusieran un precio mínimo a los libros, ¿a qué precio venderían los autores sus libros electrónicos autoeditados?El precio de los libros electrónicos autoeditados es el debate de nunca acabar. Hay opiniones para todos los gustos, hay escritores que se guían por el trabajo que les ha costado la composición de la obra, otros por el número de páginas, aunque solo sea con carácter orientativo, otros según el género o hasta según la “estantería” virtual en la que será expuesto.

Muchos juegan a la estrategia del “precio más bajo”, al estilo de los comercios al por mayor de menaje, un mercado en el que todos pueden vender el mismo producto, exactamente el mismo, con la única distinción del servicio preventa y posventa, algo que no resulta fácilmente aplicable al mundo del libro. Esta estrategia del “precio más bajo” viene condicionada por la imposición de las plataformas de venta de un precio mínimo para los libros. Esto me lleva a pensar ¿qué ocurriría si las plataformas no obligaran a un precio mínimo?, ¿a qué precio venderían algunos autores sus libros electrónicos autoeditados?

Si las plataformas digitales no impusieran un precio mínimo a los libros, ¿a qué precio venderían los autores sus libros electrónicos autoeditados?

Una vez alcanzado el gratis total para sus libros, me pregunto qué les queda por hacer a los autores para conseguir lectores, ¿ir a casa de esos lectores uno por uno, leerles su propio libro, vasito de leche, arroparles y besito en la frente?

¿Cuál es el valor que le queda, no ya a la literatura, sino al ‘simple’ concepto del trabajo realizado, del esfuerzo derrochado?

¿Cómo espera un autor que los lectores aprecien su obra cuando él mismo la regala?

Por lo general, las cosas que se obtienen sin esfuerzo, se desprecian sin esfuerzo porque, de alguna manera pierden su valor y la opinión de quien las regala pierde validez.

Una cosa es hacer un regalo puntual a alguien y otra muy distinta es echarle meses de trabajo a una novela para luego ir por ahí regalándola a todo el mundo.

Y otra cosa más, en buena lógica, el autor que vende sus libros al precio mínimo al que le obliga la plataforma, se encasilla peligrosamente en una espiral de precios bajos de la que difícilmente podrá salir. Imaginad a un autor que publica su primera novela en Amazon al precio mínimo (en euros 0,89). Cuando publique su segunda novela, ¿a qué precio esperarán sus lectores que la ponga a la venta?, seguro que no verán con buenos ojos que lo haga a un precio superior.

Esta claro que cada uno puede hacer con su trabajo y con su esfuerzo lo que crea más conveniente para sus intereses, pero lo que está claro es que los autores que enfocan la publicación de sus libros están haciendo un flaco favor al concepto de escritor, pero por ende y más importante, están haciendo daño al concepto del arte de la escritura.

Autores Indies

Autores Indies somos todos

Antes de nada es mi obligación advertir que con este texto no persigo crear polémica, ni buscar protagonismo. Lejos de ambas intenciones, tengo la única intención de exponer, con el respeto como condición irrenunciable, mi postura y mi opinión al respecto del movimiento o grupo (ellos se autodenominan “grupo organizado”), conocido como “Autores Indies”, una pequeña escisión del numerosísimo colectivo de autores indies o independientes.
Autores Indies
Autores Indies

Este grupo está compuesto por escritores de distintos géneros y con distintas trayectorias y bagajes como escritores, pero cuya característica común es haber publicado sus trabajos en Amazon y quizás haberlos tenido, o incluso mantenido en algunos casos, entre los más vendidos de esa plataforma digital, como es el caso de la escritora Blanca Miosi, elegida líder del grupo.

Como nexo de unión del grupo se refieren en su carta de presentación más a un objetivo común que a una descripción o característica que los agrupe de natural. Su objetivo, alcanzar mayor visibilidad. Como el de cualquier escritor que no sea ya conocido.

Hasta aquí nada que los distinga del resto de los demás autores indies que, les pese o no, llevan esa misma etiqueta sin que nadie se la pueda dar o quitar, tan solo por el simple hecho de autoeditarse, autopublicarse y autopromocionarse. De ahí que el nombre del grupo más que incluyente parezca excluyente de quienes no lo forman.  Por fortuna no les compete a ellos clasificar a los demás en un grupo u otro, ya por inclusión, ya por eliminación. No tengo nada en contra del nombre que han elegido, pero de verdad que me cuesta visualizar un ejemplo similar con la música, no puedo imaginarme comprando el último CD o entradas para el concierto del grupo de música “Músicos Indies”, no puedo.

  • Autores Indies es un grupo elitista

 

Pero en esa misma carta de presentación hay un elemento chirriante y estridente como es el de autodescribirse como un grupo “formado por la elite de los escritores que publica en Amazon”. No me puedo imaginar a un solo escritor honesto consigo mismo que pueda estar conforme con autoconcederse esa denominación. Ni siquiera me imagino hablando de sí mismo a Arturo Pérez-Reverte.

Que nadie me malinterprete, no reclamo “democracia” a los integrantes del grupo “Autores Indies”, no soy quien para decirles lo que tienen que hacer, faltaría más; tan solo me limito a señalar la falta de modestia y el exceso de arrogancia que me inspira tal autopresentación. Es el efecto que me produce y eso sí que es mío y lo exijo y lo reclamo.

 

  • Autores Indies es un grupo secreto

 

Quizás, de entre todo lo que he averiguado de este grupo, lo más llamativo de todo es que el grupo es “secreto”, como puede leerse en esta entrada del blog de Blanca Miosi. A pesar de que explican los motivos de que sea así, no parece que tenga sentido ni encaje la idea del secretismo con la idea, también expuesta, de la promoción y difusión de los trabajos de sus integrantes de forma…, como no podía ser de otra manera, nominativa. Sinceramente no encuentro la manera de ganar visibilidad nominativa partiendo del secretismo. A no ser que se trate de una treta literaria que busque aún mayor protagonismo.

Desde hará un par de meses tengo contacto, vía Twitter, Facebook y mail con alguno de los integrantes de esta escisión de autores indies y no me ha parecido que sean distintos o mejores o peores que el resto de escritores indies, buscan notoriedad, mayor alcance entre el público, más ventas…, lo normal.

Si alguien tiene curiosidad por saber quienes forman parte de este grupo “secreto”, solo tiene que estar atento a sus publicaciones nominativas e ir anotando sus nombres en una lista, muy pronto conocerá a todos, ya que uno de los compromisos que exigen, como es natural, a quienes forman parte del grupo es la difusión del trabajo propio y del trabajo de los miembros del equipo, por lo que cabe presumir que la condición de “secreto” busca otra cosa que mantenerse realmente en secreto. Estaremos atentos.

  • Autores Indies es un grupo irritable

 

El pasado día 21 de abril, mi compañero y colega Francisco Concepción, editor de la revista La Esfera Cultural, publicó un editorial en el que exponía su opinión acerca, no de este grupo de autores, sino más bien de lo que para él supone y significa publicar, autopublicarse en Amazon. La reacción de algunos de los supuestos miembros del grupo secreto “Autores Indies”, como se puede apreciar en sus comentarios, resulta de lo más desoladora y decepcionante. Algunas de sus reacciones nacen de la vehemencia y agresividad más incontrolada, estéril, pueril y hasta machista que uno sea capaz de encontrar entre personas que pretenden dejar huella como escritores serios.

Yo mismo he autopublicado mis relatos en Amazon y no me siento ni mucho menos atacado por el artículo de Francisco Concepción. Todavía intento entender las reacciones de mis colegas indies.

 

  • Autores indies somos todos

 

Recientemente este grupo ha cobrado protagonismo debido a las acciones que están llevando a cabo de promoción y difusión de las obras de sus componentes, y se quiera o no, esto contribuirá, aunque sea como beneficio colateral, a la promoción del resto de autores indies, bastará con que cada escritor que así lo desee se etiquete también como dentro de los “Autores Indies”, ese “grupo organizado secreto”, al que pertenecemos todos los autores indies.

\\\**///
“Autores indies somos todos”
Víctor J. Sanz, autor independiente no elitista y no secreto
Relatos DESDE LA TORRE

Conoce los relatos DESDE LA TORRE

<<Relatos DESDE LA TORRE>>

El libro de relatos DESDE LA TORRE es una selección de 15 relatos breves escritos en diferentes estilos y voces, que conducen al lector a través distintas épocas, por medio de personajes peculiares.

Contraportada del libro de relatos DESDE LA TORRE
Contraportada del libro de relatos DESDE LA TORRE

La colección comienza con los dos relatos más largos, “El mercader de ámbar rojo” “Holofernes en rojo y negro”.

En el primero, el lector viajará a épocas remotas y presenciará la evolución de un mercader que se aprovecha de la ingenuidad y de la superstición que domina la vida de la gente corriente, para llevar a cabo sus aficiones ‘especiales’ y salir con bien de ellas.

En el segundo, ambientado a medidos del s.XIX parisino, conoceremos algunos detalles de la vida de un pintor impresionista, nacido a la pintura en el estudio de su maestro en pleno corazón del ‘Quartier Latin’.

“Desde la Torre” incluye también dos microrrelatos, “Naturaleza muerta” y “Hoy es sábado”, que ahondan en dos momentos muy especiales de la vida de dos personas normales y corrientes.

En “El uniforme”, conoceremos el mundo interior de un funcionario de prisiones que desempeña las desagradables funciones de verdugo, una profesión hacia la que no siente ninguna vocación.

Contempla “La fotografía” y explora los efectos de la memoria selectiva sobre las fotografías.

“La silla” es un relato íntimo, lleno de sentimiento. Una lección de vida que removerá lo más profundo de tu interior.

“La tormenta” nos abre una ventana a las relaciones de pareja siempre difíciles y siempre con solución.

Conoce de la mano del protagonista de “Salir del escritorio”, la génesis de un oficio hecho destino, el oficio de escritor.

Explora en “Desprendimiento de rutina”, la ansiedad, la angustia de la rutina diaria, la cárcel del día a día.

¿Quieres conocer los ingredientes de una “Receta de familia” que hizo famosa a una saga de cocineros?

Escucha en primera persona la confesión de un asesino en serie: “Antes de entregarme”

¿Te has preguntado alguna vez qué ocurrirá cuando se escriba “El último libro”?

En “Memorias de un espejo” podrás viajar al interior del mundo de un escritor que descubre yacimientos de personajes y situaciones en objetos cotidianos de otras épocas.

Y, por último, acompaña al protagonista de “Ahora vuelvo” en un viaje en el tiempo no deseado y de consecuencias menos deseadas aún.

El libro de relatos DESDE LA TORRE está disponible en Amazon.