La cocina de la narrativa

(VI) Errores comunes de los escritores noveles

(VI) Errores comunes de los escritores noveles ►

(VI) Errores comunes de los escritores novelesContinuamos con la serie dedicada a los errores que cometen algunos escritores noveles.

Si ves reflejados tus textos en estos análisis, no lo tomes como algo personal, lógicamente no es esa la intención, ya que han sido pensados para servir de ayuda en la detección y superación de los 8errores a aquellos que quieren mejorar su técnica.

16) Escucha, que te voy a contar lo que ya sabes.

Tal vez se deba a una falta de planificación o a cierta precipitación en la escritura, pero es bastante frecuente entre los escritores noveles poner en escena a dos personajes con la misión de contarse entre sí algo que ellos ya saben, pero el lector aún no.

Así que al autor no se le ocurre nada mejor que sentar al uno frente al otro y poner en su boca frases del estilo:

  • “Bueno, ya sabes ese plan que tenemos tú y yo (para hacer esto o lo otro)”
  • “Ya sabes que tengo una hermana tres años menor que yo, y que mis padres se llaman Julio y Julia y que tú y yo somos amigos desde la infancia y que…”

Obviamente estas frases son solo ejemplos exagerados para ilustrar este tipo de error novel, pero creo que dan una idea aproximada del tipo de error al que me refiero.

Errores de escritores noveles. Error nº16: Mira, esto ya lo sabes. Clic para tuitear

En la mayoría de los casos, toda esa información que el novel se siente obligado a servir así al lector, le corresponde transmitirla al narrador.

17) Paz para todos.

En su afán por caer bien a todo el mundo y que todos lean su obra, algunos autores noveles optan por hacer a todos los personajes buenos; netamente y estúpidamente buenos.

El resultado que se consigue es que nadie sentirá interés por una historia en la que no haya al menos un personaje que encarne buena parte de las miserias del alma humana contra las que todos tenemos que luchar cada día.

Errores de escritores noveles. Error nº17: Paz para todos. Clic para tuitear

Incluso los personajes buenos no deberían verse privados de algunos rasgos negativos, siquiera potencialmente negativos.

18) Estas son mis ideas.

Este es un error que cometen la inmensa mayoría de los noveles. Se trata ni más ni menos que de robar el protagonismo que corresponde a los personajes y utilizarlos como marionetas para poner en su boca toda una declaración de ideas o principios que solo pertenecen al autor y que, por ende, no le interesan a nadie más que a él.

Los lectores de narrativa no quieren leer en una novela cuál es la ideología de su autor o qué piensa acerca de esto o de lo de más allá, sino que quieren ver a los personajes evolucionar por la escena de manera que pueda deducirse qué piensan ellos (y no su autor) sobre tal o cual cosa.

Errores de escritores noveles. Error nº18: Estas son mis ideas. Clic para tuitear

Como es lógico siempre va a existir cierto grado de transferencia de ideas entre autor y personajes, pero se trata de que esa transferencia y exposición de ideas (o incluso ideologías) no tome el papel protagonista en la historia; para eso ya están los ensayos y los artículos de opinión.

Si tienes interés en aprender a subsanar y prevenir estos y otros errores típicos del escritor novel, envíame un mensaje a través de este formulario y  diseñaré para ti un taller personalizado y al mejor precio.

Ver todas las entradas de: “Errores comunes de los escritores noveles

Comprar el libro «Errores comunes de los escritores noveles y cómo evitarlos», donde encontrarás muchos más errores y consejos.

© Víctor J. Sanz

Consulta aquí: todos mis cursos de narrativa en la Escuela de Formación de Escritores.Errores comunes de los escritores noveles (V)

Artículos relacionados

8 Comentarios

  • Pilar
    Septiembre 8th, 2015 · Responder

    Hola, Víctor, el tema que tratas en este artículo es uno de los que más complica el trabajo al escritor poco experimentado. Nos encontramos frecuentemente, en un determinado momento de la trama, con el problema de si determinada idea pertenece al autor, o si debemos incluirla en la historia. La línea es muy delgada.

    Gracias por tus artículos que son valiosas enseñanzas sobre el oficio de escritor.

    • victorjsanz
      Septiembre 8th, 2015 · Responder

      Hola, Pilar:

      Me alegra que comentes el tema porque, efectivamente, se trata de una línea muy delgada.
      Nadie te dirá nada por deslizar una opinión aquí y allá en boca de un personaje, ellos también tienen derecho a pensar, claro; pero la línea ya no es tan delgada cuando el autor toma al personaje prácticamente como su portavoz y se dedica principalmente al discurso, normalmente, político.

      Gracias a ti por tu seguimiento de mi trabajo, es un placer poder ayudar.

  • Daniel Beltrán
    Septiembre 8th, 2015 · Responder

    Hola Víctor.

    Pues es claro que ponemos en boca de los personajes pensamientos y creencias. Tal vez ese punto es el que siento me pertenece 🙂 es decir: me quedó el saco, pero en ocasiones “creo yo” hay que ponerles en la historia un momento en el que personaje se equivoca, que no siempre tiene la razón y lo que él cree como verdad absoluta resulta que no lo es. Eso lo haría interesante.

    Saludos a todos.

    • victorjsanz
      Septiembre 8th, 2015 · Responder

      Hola, Daniel:

      Me alegra tu visita y tu comentario. Gracias.
      Eso no lo podemos evitar, está claro, pero sí podemos evitar excedernos en la exhibición de opiniones cuando no de teorías políticas globales 😉
      Muy interesante ese aporte que haces, desde luego eso embellece el resultado final.

      Saludos.

  • Gio
    Septiembre 8th, 2015 · Responder

    Cordial saludo:

    No me queda claro el punto dieciseis, porque ese procedimiento lo usó mucho Hemingway en sus cuentos, pone a un par de personajes a hablar cosas que el lector no sabe. Me gustaría saber cuál es la diferencia entre el error que expones y el acierto literario. Muchas gracias.

    • victorjsanz
      Septiembre 8th, 2015 · Responder

      Hola, Gio:

      Muchas gracias por participar.
      Muchos autores ponen a un par de personajes a hablar de cosas que el lector no sabe, eso no es un problema en sí, el problema viene cuando lo que se cuentan esos personajes es para ellos algo muy sabido en función de su relación que ambos mantienen. Por ejemplo, no es natural que un personaje le cuente al otro personaje alguna experiencia que vivieran juntos y del mismo modo. Una cosa es que se la cuenten entre ellos y otra es que la mencionen para comentar otra cosa que el otro personaje no conozca, como por ejemplo las reacciones posteriores que esa experiencia juntos dejara en el que está hablando.

      Piensa en una conversación con un amigo tuyo, esas cosas que él ya sabe de sobra, son las que quedaría raro que le contaras en voz alta, ¿por qué se las ibas a contar si ya las conoce?, ese es el límite.

      Espero haberte ayudado.

      Saludos y gracias a ti por participar.

  • Ixnaileb
    Septiembre 8th, 2015 · Responder

    Buenas noches Sr. Sanz:

    Muy interesante e instructivo su post, reciba usted mi felicitación por esta noble iniciativa para ayudar a aquellos que como yo, intentamos incursionar en el delicado arte de la escritura. Me mantendré al tanto de sus próximas publicaciones.

    Reciba usted un cordial saludo.
    Ix

    • victorjsanz
      Septiembre 9th, 2015 · Responder

      Hola, Ixnaileb:

      Gracias por participar en este espacio.
      Es un placer poder ayudar.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios